Salud

Prepara los alimentos para las excursiones

 

Ya estamos en pleno verano y como no podía ser menos, es cuando más tiempo tenemos para hacer excursiones. Estas fechas son los mejores momentos para preparar la comida en casa y comer al aire libre. No obstante, no podemos olvidar algunas medidas de seguridad e higiene para mantener y conservar nuestros alimentos frescos.

 

En este contexto, queremos recordar las claves para preparar la tartera y evitar el calor en nuestra comida, uno de los mayores enemigos de la conservación de los alimentos:

Consejos generales para preparar la fiambrera

-Procurar que los alimentos no estén a temperatura ambiente durante más de cuatro horas.

-Intentar que el tiempo entre la preparación y el consumo sea el mínimo posible.

-Lavar las frutas y verduras con agua potable para reducir al mínimo el riesgo de toxinfección alimentaria.

-Llevar una nevera portátil con hielo para almacenar los alimentos.

-Envasar los alimentos de forma hermética (tanto en bolsas de envasar al vacío como en recipientes herméticos).

 

¿Cuáles son lo alimentos más seguros para preparar la fiambrera en verano?

1. Las frutas de temporada, las frutas desecadas y los frutos secos porque no requieren condiciones especiales de conservación.

2. Los lácteos (yogures o quesos frescos) siempre que se refrigeren en frío hasta consumirlos.

3. Ensaladas. Se pueden acompañar de pasta, arroz o legumbres pero conviene mantenerlas en frío. No las aliñaremos previamente, así evitaremos que se estropeen.

 

¿Cuáles son los alimentos que debemos evitar?

1. Los huevos y los platos que los contengan.

2. Pescados y mariscos.

3. Carne picada como salchichas, hamburguesas o albóndigas.

4. Leche y derivados (cremas, natas…).

Con estas indicaciones evitaremos que la comida se nos deteriore a la vez que minimizamos el riesgo de sufrir intoxicaciones.

 

Desde Elma recomendamos envasar los alimentos al vacío en recipientes de policarbonato o bolsas. Las bolsas y rollos Elma evitan la degradación de los alimentos por el contacto de los rayos del sol siendo especialmente útiles para el camping y el transporte de alimentos al aire libre. Además, alargan la frescura de los mismos y previenen la acción oxidante manteniendo el sabor, textura y valores nutricionales de los platos.

 

Vía: Consumer.

Fotografía: M. Martin Vicente.

 

También te puede interesar

Sin comentarios

Dejar un comentario