Salud

Cómo Cuidar la Espalda en la Oficina

Sin darnos cuenta, una mala postura en la oficina puede provocarnos molestias en la zona del cuello, hombros, espalda y muñecas. Para evitar que los dolores puedan prolongarse, es importante que mantengamos una postura correcta.

 

La oficina es un lugar en el que permanecemos quietos y en la misma posición durante largos períodos. Por ello, debemos ser conscientes de la postura que tenemos para poder corregirla al instante. Las contracturas, el dolor de hombros o el estrés en los músculos de la espalda o del cuello, pueden aliviarse con pequeños y sencillos cambios como por ejemplo, elevarla pantalla del ordenador o bajar la posición de la silla.

 

Cómo sentarnos

El objetivo es que adoptemos posturas correctas para que la carga de nuestra columna sea la menor posible.

-La postura ideal es sentarse con la espalda recta, el abdomen contraído y las articulaciones a 90°. Procuraremos mantener la espalda derecha pegada al respaldo de la silla.

-La inclinación del teclado del ordenador deberá permitir que los dedos, muñecas y codos estén alineados de una forma cómoda y no forzada.

-Tendremos que evitar inclinarnos demasiado sobre el ordenador. En cuanto nos demos cuenta, corregiremos la postura.

-El borde superior del monitor deberá quedar al nivel de nuestros ojos o un poco más abajo.

-La pantalla del ordenador la situaremos frente al rostro, para evitar trabajar torciendo y girando la cabeza. Además, la colocaremos al menos a 50 centímetros de nuestros ojos.

-Los pies irán apoyados en el suelo para mejorar la circulación sanguínea y ayudar a mantener nuestro cuerpo recto.

La importancia de estirarse

Cada dos horas intentaremos llevar estos dos pequeños consejos a cabo:

-Intentaremos levantarnos de la silla y caminar durante al menos un minuto para reactivar la circulación de todo el cuerpo.

-Para calmar la tensión a la que sometemos a la espalda, nos estiraremos en la silla enderezando la espalda y alargando los brazos y piernas.

Otros consejos

-Procuraremos no llevar zapatos de tacón muy alto a trabajar para evitar sufrir hinchazones y varices.

-Por costumbre, el ratón del ordenador solemos cogerlo siempre con la misma mano. Para equilibrar la carga sometida a la muñeca, intentaremos alternar la mano con la que cogemos el mouse. Puede que al principio nos resulte un poco complicado pero finalmente, terminaremos acostumbrándonos.

-No podemos olvidarnos de tomar un pequeño almuerzo a media mañana, y si es alejados de la pantalla del ordenador, mejor que mejor.

Con estos consejos, ayudaremos a cuidar toda la zona lumbar evitando molestias que a la larga puedan agravarse, a la vez que logramos mantener nuestro cuerpo en buenas condiciones.

¿Y vosotros, tenéis algún consejo más para añadir?

También te puede interesar: ¿Cómo cuidarse comiendo fuera de casa?

Fotografía con licencia Creative Commons.

También te puede interesar

2 Comentarios

  • Reply
    Cómo Cuidar la Espalda en la Oficina | El blog de Elma | tecladosratones.com.es
    8 de mayo de 2012 at 5:34 pm

    […] Cómo Cuidar la Espalda en la Oficina | El blog de Elma Esta entrada fue publicada en Teclados Ordenador y etiquetada consejo-nutricionista, corporativo, […]

  • Reply
    Carlotta
    29 de mayo de 2012 at 9:14 pm

    Muy interesante el post, Elma. Nosotros también trabajamos para que el público
    sepa un poco más como curar su espalda.

    Te invitamos a que nos visites en http://www.tuespaldasana.com

    Saludos

  • Dejar un comentario