Salud

El café, más que una bebida

 

Muchos de los buenos momentos que vivimos sobre la mesa están ligados al café. La sobremesa, las tardes en una cafetería, los momentos de descanso en el trabajo o universidad…

 

El café es una de las bebidas más famosas y consumidas en el mundo después del agua. Además de tener grandes cualidades gastronómicas, tiene importantes beneficios en la salud siempre que se consuma con moderación.

 

Propiedades en la salud

-Da energía, estimula y reduce el cansancio.

-Es antioxidante.

-Puede ser un factor protector frente a algunos tipos de cáncer, como el de faringe, esófago, hígado o colon.

-Numerosos estudios han encontrado una menor incidencia de enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y el Alzheimer entre los bebedores habituales de café.

-Ayuda a reducir la diabetes tipo 2 porque la cafeína es un estimulante de las células pancreáticas, en donde se produce la insulina que necesita el organismo.

-Es diurético, una solución ante el problema del estreñimiento.

En la cocina

El café está muy presente en la preparación de platos dulces y en la repostería. En la cocina salada cada vez está adquiriendo más relevancia, sobre todo en la elaboración de platos y salsas de alto valor culinario. El truco, en este caso, está en infusionarlo en otro tipo de líquidos, en lugar de hacerlo en agua.

Conservación

Una vez abierto el paquete, debemos conservarlo fresco cerrándolo herméticamente o envasándolo al vacío. La temperatura idónea de conservación del café (tanto en grano, como molido) debe ser lo más baja posible, ya que las temperaturas superiores a 20ºC alteran su calidad. También podemos guardarlo en el congelador envasado al vacío. De esta manera lograremos mantenerlo fresco con su aroma intacto durante mucho tiempo.

También te puede interesar

Sin comentarios

Dejar un comentario