De temporada Envasado al vacío Salud

De Temporada, Beneficios de la Lechuga

 

La lechuga. Ese alimento comodín y por excelencia el más utilizado en todas las dietas. Contiene importantes beneficios para la salud que probablemente muchos desconozcamos. Por ello, damos comienzo a los Beneficios de la Lechuga:

 

Aun siendo un alimento que podemos comer durante todo el año, es en primavera y verano cuando encontramos lechugas no cultivadas en invernadero. Al ser un vegetal que lo consumimos crudo, no perderá ninguna propiedad natural y será ahora cuando su sabor sea más intenso.

 

Existen  muchas variedades de lechuga, pero sólo algunas podemos encontrar cada día en los supermercados. Desde la lechuga Romana, siendo probablemente la más típica, pasando por Escarola, Iceberg, Endivia, Rúcula…

 

Es el alimento ideal de todas las dietas, (19,60 kilocalorías por cada 100 gramos aproximadamente), el mejor complemento en todas tus ensaladas y con gran contenido en fibra. Se aconseja incluir la lechuga en los almuerzos y cenas, ya que gracias a su gran contenido de agua hará que sacies tu apetito rápidamente.Como inconveniente, diremos que en algunos casos, si tienes problemas digestivos, puede resultarte algo indigesto si la tomas durante la cena.

 

La lechuga contiene multitud de beneficios y propiedades. Encontraremos la mayor parte de las vitaminas y de los minerales que contiene la lechuga en las hojas externas. Contiene vitamina C y vitamina K, para ayudar a mantener tu corazón en forma y ayudando a la coagulación de la sangre. También es rica en vitamina A, E, C, B1, B2 y B3. Incorpora niveles de hierro, calcio, potasio y magnesio que te ayudarán a prevenir el cansancio o la fatiga, así como conservar tu fuerza muscular.

 

Se aconseja la lechuga a personas con problemas de insomnio, ya que tiene propiedades sedantes, así como a aquellas personas que suelan tener resfriados, ya que también ayuda a tus vías respiratorias.

 

Existen muchas maneras de combinarla. Se puede preparar con otras hortalizas, con alimentos ya cocinados o como guarnición para platos de carne o de pescado.

 

Para su conservación, los recipientes de vacío V-Fresh son el aliado perfecto, ya que ayudan a mantenerla fresca y en buenas condiciones entre 3 y 5 veces más. Lo ideal es limpiar más lechuga de la que vamos a consumir y guardar la sobrante en los  recipientes V-Fresh. De esta manera, ahorraremos tiempo y tendremos la lechuga fresca siempre a mano.

 

 

Vía: alimentos.org.

Fotografía: Jacinta Lluch Valero.

 

También te puede interesar

Recipientes de vacío V-Fresh.

El tupper, el aliado en el trabajo.  

 

También te puede interesar

Sin comentarios

Dejar un comentario