Envasado al vacío consejos Trucos

Cómo congelar los alimentos

La congelación es una de las maneras más extendidas que hay para preservar las propiedades de los alimentos y conservarlos durante más tiempo. Para poder sacarle el mayor partido, os proponemos a continuación una serie de consejos entre los que tenemos que destacar la importancia de combinar la congelación con el envasado al vacío.

 

En la congelación de los alimentos, cuanto más baja es la temperatura más se aleja de las condiciones en las que se multiplican los microrganismos, que son los que hacen que los productos se deterioren. Así, se logra que el alimento apenas se altere, mantenga todas sus propiedades y preserve su calidad y seguridad.

Consejos para congelar los alimentos

Para sacarle el máximo partido a la congelación y para realizar el proceso correctamente deberemos seguir las siguientes recomendaciones:

-El congelador deberá estar a -18ºC de temperatura. En este nivel, la proliferación de bacterias es prácticamente imposible, lo que garantiza que el producto no se altere.

-No se deben introducir alimentos calientes ya que pueden aumentar la temperatura del congelador desfavoreciendo al resto de alimentos.

-Cuando el congelador está lleno y hay poco espacio entre los alimentos, se logra mantener el frío de una manera más homogénea.

-Se recomienda etiquetar las fechas del inicio del congelado en las bolsas, y consumir primero las que lleven más tiempo.

-Cuando se consumen los alimentos, se deben descongelar en el frigorífico y no a temperatura ambiente para evitar la proliferación de bacterias.

-Los alimentos que ya se han congelado, nunca se deben volver a congelar.

-Es recomendable utilizar bolsas gofradas o recipientes herméticos para guardar los alimentos y conseguir que mantengan su olor, sabor y textura.

Tal y como os hemos mencionado, la congelación y el envasado al vacío son grandes aliados. Juntos, logran mantener los alimentos en condiciones óptimas durante una mayor cantidad de tiempo.

La congelación y el envasado al vacío

En la congelación no debemos dejar el envasado al vacío de lado. Lo ideal es complementar los dos métodos para conseguir un resultado óptimo:

-El envasado ofrece una forma limpia y duradera de conservar los alimentos. Asimismo, al no haber oxígeno los microrganismos no se desarrollan.

-El ambiente de conservación del vacío es idóneo ya que el contenido de oxígeno es bajísimo. Así, se logra evitar la oxidación de la grasa de los alimentos y alargar la conservación de los mismos.

-El envasado al vacío evita que se forme escarcha en la comida ya que ésta está protegida por la bolsa gofrada. De esta manera, no ocurre el quemado exterior del alimento.

-Cuando se congelan los productos, suelen sufrir una pérdida de peso entre el 2 y el 3%. Al envasarlos por el contrario, no ocurre ningún tipo de alteración.

-Además, no se mezclan los olores y sabores de los otros alimentos que pueda haber en el congelador. De esta manera, los alimentos envasados, conservan su aroma.

-Por último, se protegen los alimentos de agresiones externas (como el contacto con la suciedad o bacterias que pueda haber dentro del congelador).

¿Ya conocíais estos métodos? ¿Tenéis alguno nuevo? ¿Alguna duda?

 

 

Primera fotografía: Stevendepolo

También te puede interesar

Sin comentarios

Dejar un comentario