Salud

Ranking de Alimentos difíciles de digerir

Existen alimentos más difíciles de digerir que otros. Sí bien es cierto que cada persona es un mundo, hay alimentos que per se son pesados, sientan mal al estómago, dan dolor de tripa o generan gases.

 

En el artículo de hoy se desvelan cuáles son estos alimentos y por qué hay comidas que cuesta más digerirlas. No tienen por qué ser más grasas o azucaradas. Existen alimentos muy saludables que, pese a serlo, están contraindicados en algunas dolencias digestivas mientras estas permanezcan.

 

1. El huevo duro y en tortilla

En ambas preparaciones, la yema se queda cuajada y es más difícil de digerir, ya que el estómago necesita más trabajo enzimático y biliar para poder procesarla. Una alternativa más liviana es optar por el huevo pasado por agua, escalfado o incluso frito en aceite de oliva, siempre que se sirva bien escurrido.

 

2. Productos elaborados mezclando harinas, mantequilla y leche

Bechamel, rellenos de repostería o bollería… La mantequilla, al cocinarse, resulta muy indigesta debido a que no es idónea para cocinarla por encima de los 90º. En estos casos, la mantequilla se quema y forma una sustancia llamada “acroleína”, que se asocia a la irritación de la mucosa gástrica.

 

3. Alimentos fritos en aceites recalentados, viejos, estropeados o de mala calidad

En este caso, al igual que con la mantequilla, se genera la sustancia acroleína. Las frituras y los alimentos fritos con aceites recalentados pueden ser fuente de grasas trans en la dieta. No obstante, también durante el proceso de fritura, al calentar cualquier aceite vegetal, se produce acroleína, pero el impacto será menor cuanto más se cuide la elaboración de una buena fritura. Se debe recalcar el realizar un consumo puntual de estos alimentos.

4. Conservas de pescado azul en aceite, tipo sardinillas, anchoas o caballa

Son alimentos de naturaleza grasa y están conservados en un líquido graso, por lo que su digestión es más exigente. Conviene tenerlo en cuenta en caso de estómagos delicados o entre quienes sufren migrañas. En estos casos, es mejor consumirlos en las comidas, ya que pueden resultar pesados en las cenas.

 

5. Zumo de naranja en ayunas.

La naranja en zumo es de naturaleza “colagoga”. Es decir, puede provocar un vaciamiento brusco de la vesícula biliar que se acompaña de molestias como náuseas o pesadez abdominal, e incluso dolor. Estos síntomas muestran debilidad o lentitud en el trabajo digestivo de hígado y vesícula biliar.

 

6. Leche y productos lácteos.

Muchas son las personas que sufren intolerancia a la lactosa (o azúcar de la leche), o no toleran alguna de sus proteínas. El resultado es un cuadro de malestar.

 

Estos consejos vienen de la mano de Consumer.

 

Fotografía: BocaDorada.

También te puede interesar

Sin comentarios

Dejar un comentario