Browsing Tag

recipientes al vacío

ELMA Recetas Salud

Receta Crema de Calabaza

La crema de calabaza es un plato fácil de preparar, además de ser rico y dulce, proporciona numerosos beneficios para cuidar tu salud. Esto se debe a su alto contenido en vitaminas A, B y C.
Una receta ideal para poder llevársela al trabajo en nuestros recipientes V-Fresh.
A continuación os dejamos unos pasos muy sencillos, para preparar esta rica crema suave y ligera de calabaza, que seguro te encantará.

Ingredientes

900gr. calabaza
1 patata grande (o 2 pequeñas)
1 cebolla
2 zanahorias
1 puerro
Sal y pimienta
1 litro de agua
Aceite de Oliva Virgen Extra

Pasos

Comenzaremos pelando la calabaza, quitando las pepitas y cortándola en trozos medianos.
Cortaremos las verduras (puerro, zanahoria, cebolla y patata), calentaremos en una olla aceite de oliva virgen extra y a continuación, rehogaremos todas las verduras durante unos minutos.
Salpimentamos e incorporamos el agua con un poco de sal hasta cubrir la verdura, dejándola cocer durante aprox. 1 hora y cuarto a fuego medio/bajo.
Por último, pasaremos todo por la batidora y ya tendremos lista una rica crema de calabaza.

Consejos

Cortar las verduras en tamaños similares para que se cuezan por igual.
Utilizar agua, en vez de caldo.
Incorporar nata para hacerla más cremosa.

ELMA Recetas Salud Trucos

¿Cómo hacer queso fresco casero?

Queso Fresco

Hacer tu propio queso en casa, tiene multitud de ventajas, aparate de las ricas propiedades beneficiosas para nuestra salud también nos podemos ahorrar dinero en la cesta de la compra.

Tal vez te resulte difícil, pero con los pasos y consejos que ELMA te trae en éste consejo, te será muy sencillo y de la noche a la mañana tendrás tu primer queso casero.

¿Qué ingredientes necesitamos?

2 litros de leche fresca
1 cucharada de cloruro de calcio
1 cucharada de cuajo líquido
Sal al gusto

*Tanto el cloruro de calcio y el cuajo líquido, podéis adquirirlo en farmacias o droguerías.

¿Por dónde empezar?

Calentaremos la leche en un recipiente a temperatura entre 30ºC y 40ºC a fuego muy lento, mientras se calienta, añadimos la cucharada de cloruro de calcio y la sal al gusto, y removemos bien.

Llegados a la temperatura adecuada, quitamos del fuego, añadimos el cuajo líquido, mezclamos, dejamos reposar más o menos 1 hora y dejamos que la leche se cuaje.

Cuando esté listo, cortamos la cuajada en formas de dados, para que el suero tenga más facilidad para separarse y así poder eliminarla.

Ponemos el molde con rejilla para hacer queso fresco sobre un escurridor, y este sobre un bol para iniciar el proceso de eliminación del suero. Con una cuchara, intentado no romper nuestros dados de cuajada, vamos pasando la leche cuajada al molde con la rejilla.

Cuando lo llenemos, si no ha cabido todo, lo que hacemos es esperar unos minutos y así, hasta poner dentro toda la cuajada.

Dejamos que se elimine el suero quitándolo del queso y lo dejaremos reposar de un día para otro y cuando nos despertemos, ¡chachán!, ahí tendréis vuestro  primer queso casero!

Como recomendación desde ELMA, podéis conservar vuestro queso en nuestros recipientes V-FRESH, para poder mantener sus propiedades, sabor y textura durante mucho más tiempo.