De temporada Salud

De temporada, Beneficios de los Espárragos

Ha comenzado la temporada de los espárragos. Aunque durante todo el año podamos disfrutarlos en conserva, hasta mayo podremos degustarlos frescos, preparar diversas recetas con ellos y aprovecharnos de sus cualidades nutricionales.

Los espárragos son uno de los alimentos que ocupan un lugar predilecto en cualquier dieta. Su aporte calórico es muy bajo (16 calorías aproximadamente por cada 100 gr) y el 90% está compuesto por agua. Por ello, los nutricionistas suelen incluirlos en dietas de adelgazamiento.

Son una hortaliza excelente por su composición nutricional. Son ricos en fibra por lo que son ideales para los problemas de estreñimiento. Su contenido en provitamina A mejora la agudeza visual y protege y rejuvenece algunas células del cuerpo. Es por ello por lo que se recomienda tomarlos a personas de edades avanzadas.

Además, contienen gran cantidad de vitamina C que fortalece el sistema inmunológico y la actividad cerebral. Entre los minerales que ofrecen, tenemos el hierro, el calcio, el fósforo y el potasio. Este último, disminuye la acidez y favorece la eliminación de líquidos. Por lo tanto, su consumo está indicado para quienes sufran retención de líquidos.

Por otro lado, dado que los espárragos frescos tienen muy poca cantidad de sal, son beneficiosos para la hipertensión. Aun y todo, se ha de limitar su consumo cuando haya problemas de ácido úrico o cálculos renales.

Asimismo, no sólo son buenos para la salud, ya que ofrecen una gran variedad de opciones para cocinarlos. Pueden comerse crudos, al vapor, a la plancha, asados o como condimento de pastas, ensaladas, carnes o pescados.

Por último, para poder disfrutarlos frescos durante todo el año, lo ideal es utilizar el método de la conservación al vacío. Para ello, existen dos opciones:

Por un lado, nada más adquirirlos podemos lavarlos, cortarlos, envasarlos al vacío y congelarlos.

Por otro, también pueden escaldarse durante 3 o 4 minutos (según el tamaño) y sumergirlos al instante en agua fría. Luego, sólo tendremos que introducirlos en las bolsas gofradas, realizar el envasado al vacío y guardarlos en el congelador.

De esta manera podrán durar en buenas condiciones hasta un año y los tendremos siempre a mano y listos para consumir.

Con este artículo damos continuidad a nuestra sección del blog De temporada. En el caso de que os interese que hablemos de alguna fruta o verdura en particular, ¡no dudéis en pedírnoslo!

Fotografías: Espárragos trigueros, Espárragos trigueros a la plancha

También te puede interesar

1 Comentario

  • Reply
    Crema de espárragos | El blog de Elma
    17 de abril de 2012 at 3:17 pm

    […] […]

  • Dejar un comentario