Batidora-Amasadora Mini-hornos Recetas

Flan de Huevo Casero

IMG-20140503-WA0007

Hoy os presentamos la receta de un postre tradicional. Os mostramos de una forma fácil y sencilla cómo hacer nuestro propio flan de huevo casero. Una vez lo hayáis probado, no podréis dejar de comerlo.

 

Esta receta es un plato que podemos hacer en cualquier momento, ya que lleva ingredientes que podemos tener en casa cualquier día y no hace falta comprar nada especial.

 

Allá vamos con los ingredientes:

 

Para el flan:

 

–          5 o 6 huevos, dependiendo del tamaño.

–          750 ml de leche entera.

–          10 cucharadas soperas de azúcar, 2 por cada huevo.

 

Para el caramelo líquido:

 

–          2 cucharadas soperas de azúcar

–          Media cucharada sopera de agua aproximadamente.

 

También necesitaremos:

 

–          Batidora-amasadora MX300.

–          Mini-Horno Elma.

Elaboración:

 

Empezaremos con el caramelo líquido. Echamos el azúcar y el agua en un cazo y esperamos a que tenga un tono marrón para apagar el fuego. Si lo dejamos más de la cuenta el caramelo sabrá más tostado.

 

Pasamos el caramelo a una flanera.

 

En otro recipiente echamos el resto de los ingredientes, es decir, los huevos, la leche y el azúcar. Lo batimos todo.

 

La Batidora amasadora MX300 de ELMA, es perfecta para mezclar o amasar este tipo de recetas reposteras. Dispone de 5 velocidades además del botón Turbo para aumentar su potencia. Pulsando el botón Eject, las varillas se soltarán automáticamente, pudiendo así lavarlas a mano o meterlas en el lavavajillas

 

Pasamos todo a la flanera, en la que ya tenemos el caramelo líquido y lo metemos al horno a baño maría durante 1 hora a 200º. Para ello, pones agua en una fuente y encima la flanera. El agua debe cubrir tres cuartas partes de la flanera.

 

Desde ELMA, te recomendamos la serie de mini-hornos Black Line. Equipan todas las prestaciones de un horno convencional en un tamaño reducido, siendo la solución perfecta al poco espacio en el hogar. Como la superficie de cocción es más pequeña, consumen menos, realizando un menor gasto energético y se calientan con mayor rapidez.

 

Por último, dejamos que se enfríe, desmoldamos y a comer.

 

Vía: todareceta.es

 

También te puede interesar

Sin comentarios

Dejar un comentario