Consejo Nutricionista Salud

La alimentación en personas mayores

Nutriplan

Un mes más tenemos el placer de poder contar con el artículo que viene de la mano del Centro especializado en nutrición y asesoramiento dietético NUTRIPLAN de Vitoria. Está dirigido por Mª Jose Navas Vaquero, Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y a su vez, educadora nutricional. En el artículo de hoy hablamos cómo debe ser la alimentación en personas mayores, temática sobre la que Mª José Navas imparte cursos. Comenzamos.

 

 

El envejecimiento es un proceso complejo, irreversible, progresivo y natural del ser humano, que se caracteriza por modificaciones morfológicas, psicológicas, funcionales y bioquímicas del organismo originadas por el paso del tiempo. Estos cambios asociados a la edad pueden modificar la dieta, los patrones de alimentación y el estado de nutrición de las personas.

La composición corporal en las personas mayores varía, de forma que disminuye la masa magra, aumenta la grasa corporal y su distribución. A su vez, disminuye el contenido en agua del cuerpo, así como disminuye el contenido en masa ósea. Estos cambios hacen que sea menor el gasto energético diario, ya que disminuye el gasto del metabolismo basal (energía necesaria para cubrir funciones vitales: respiración, mantenimiento de la temperatura corporal…) y la cantidad e intensidad de la actividad física realizada.

Las recomendaciones del consumo de hidratos de carbono, grasas y proteínas en personas mayores no varían en relación a los adultos. De forma que el consumo de hidratos de carbono debe representar el 50-60% del consumo de la energía diaria, el 30-35% grasas y el 10-15% proteínas.

Debido a la disminución de la masa muscular, podemos pensar que el consumo en proteínas puede llegar ser menor. No obstante, las recomendaciones indican que deben ser similares a la de los adultos, con el fin de reponer las pérdidas musculares propias de la edad. Por ello, el consumo diario de proteínas representa el 10-15% de la energía total, siendo recomendable que ≥ 60% proteínas de alto valor biológico (de origen animal y algunas combinaciones de proteínas de origen vegetal).

El consumo de micronutrientes (vitaminas y minerales) en las personas mayores, se ve modificado por los cambios fisiológicos propios de la edad. De forma que, se debe prestar atención al consumo de las vitaminas B12, D, Calcio y hierro.

En cuanto al consumo de fibra en las personas mayores se refiere, se hace difícil establecer unas recomendaciones exactas, ya que existe una gran variedad individual intestinal. Por ello, se debe consumir la fibra necesaria en relación al estado del individuo. La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) recomienda realizar una dieta rica en fibra, de forma que su consumo sea 20-35 g/d.

El consumo diario en las personas mayores de agua consiste en 1,5-2 litros. Alcanzar dicho consumo supone todo un reto ya que, con la edad disminuye la sed, existen problemas de deglución, etc. Por ello, para alcanzar las necesidades diarias en el consumo de agua es recomendable administrar gelatinas, zumos, caldos…

 Os dejamos a continuación con la pirámide alimenticia para personas mayores:

Nutriplan

c/ Sierra de Andía 2, Oficina 17 – 01010 Vitoria-Gasteiz. Álava – 945 177 437- nutriplansc@gmail.com

También te puede interesar

El peligro de los atracones.

Nueva nutricionista en el blog de Elma. 

 

También te puede interesar

1 Comentario

  • Reply
    Sergio
    20 de mayo de 2013 at 2:04 pm

    La nutrición en las personas mayores es clave para que pasen esa época de la mejor forma posible. Con la crisis, lamentablemente, cada vez se descuida más debido al precio de los alimentos. Esperemos que gracias a Internet y a algún comparador de precios esta situación se revierta.

  • Dejar un comentario