ELMA Envasado al vacío Envasado al vacío consejos

Envasado al vacío, ¡compra y ahorra en Navidad!

Envasado al Vacío

Un truco para estas fechas que se aproximan, ¡es ahorrar lo mayor posible!

Lo ideal es adelantarte a esas subidas de precios y comprar todo lo que necesitemos, a través del envasado al vacío podremos mantener y conservar todas las propiedades nutritivas de los alimentos que compremos, durante mucho más tiempo.

El proceso del envasado al vacío, consiste en retirar el aire interior de la bolsa donde vayamos a envasar el alimento y sellarlo una vez extraído el aire.

Envasado al Vacío

Su función es alargar su periodo de caducidad tanto de los alimentos crudos como cocinados, siempre manteniéndolos a temperaturas óptimas.

La ventaja de envasar al vacío, es que los alimentos no entran en contacto con el hielo al congelarlos y con las bolsas para envasar al vacío de ELMA, podrás alargar la frescura de tus alimentos hasta 4 veces más.

Consejos para envasar al vacío:

Aunque hay que tener en cuenta y desde ELMA aconsejamos que, exceptuando los alimentos que se pueden tener a temperatura ambiente, como las legumbres, el arroz, la harina, etc…, los demás hay que complementar su conservación en frío, bien en la nevera o en el congelador.

Al hacer el vacío en carnes tanto rojas como blancas, se impide la formación de cristalitos de hielo y evitamos la deshidratación y las quemaduras que se producen por el frío.

Para que nuestros alimentos estén envasados en las mejores condiciones, lo idóneo es hacerles el vacío cuando estén lo más frescos posible.

Nos referimos a que no haya pasado más de un día desde que compramos el pescado y más de tres días en las carnes. Si esperamos más tiempo para su envasado, el proceso de contaminación ya habrá comenzado y no podremos detener su avance.

Esperamos que estos consejos os hayan ayudado cara a estas navidades.

También te puede interesar

Sin comentarios

Dejar un comentario